El Estrés Crónico Oculto y sus graves consecuencias en Personalidades Tipo C(enicienta)

El estrés crónico puede desencadenar importantes enfermedades incapacitantes.

Conexiones con la Fibromialgia y Enfermedades Desmielinizantes

El estrés crónico no solo es un factor desencadenante de problemas inmunológicos y cánceres, sino que también está intrínsecamente relacionado con trastornos neurológicos y musculoesqueléticos, como la fibromialgia y las enfermedades desmielinizantes. Estas condiciones a menudo se manifiestan en personas que han experimentado una carga sostenida de estrés y que, debido a sus características de personalidad tipo C, pueden ser más propensas a ocultar su angustia emocional.

La fibromialgia es un trastorno caracterizado por dolor crónico generalizado, sensibilidad en los tejidos blandos, fatiga y problemas de sueño. Aunque la causa exacta de la fibromialgia aún no se comprende completamente, se cree que el estrés crónico juega un papel significativo en su desarrollo y exacerbación. La investigación ha demostrado que las personas con fibromialgia tienen niveles elevados de cortisol, la hormona del estrés, lo que sugiere una disfunción en el eje hipotálamo-hipofisario-adrenal, que regula la respuesta al estrés en el cuerpo.

Por otro lado, las enfermedades desmielinizantes, como la esclerosis múltiple (EM), implican la degradación de la mielina, la capa protectora que rodea las fibras nerviosas en el sistema nervioso central. Si bien la EM es una enfermedad multifactorial y compleja, varios estudios han demostrado una asociación entre el estrés crónico y el empeoramiento de los síntomas en personas con EM. El estrés puede desencadenar brotes de la enfermedad y acelerar su progresión, lo que subraya la importancia de abordar el manejo del estrés en el tratamiento integral de estas condiciones.

Personalidades de alto riesgo. El estrés oculto, silencioso, hasta hoy invisible.

Para las personalidades tipo C, que tienden a internalizar el estrés y a suprimir sus emociones, el riesgo de desarrollar fibromialgia y enfermedades desmielinizantes puede ser aún mayor. Al no expresar su malestar emocional, estas personas pueden experimentar una carga adicional de estrés que se manifiesta en síntomas físicos. Además, la falta de autocuidado y la priorización de las necesidades de los demás sobre las propias pueden contribuir a la perpetuación del ciclo de estrés y deterioro de la salud.

¿Cómo son las personalidades tipo C? Las cenicientas de este mundo. Mudas, sumisas, invisibles, y siempre complacientes con la «madrastra», la familia o el jefe.

Las personalidades tipo C, también conocidas como personalidades complacientes o sobre – complacientes, son un término utilizado en psicología para describir un conjunto de características y comportamientos comunes en ciertas personas. Seguramente echas aun vistazo a tu alrededor, y enseguida ves alguna. Son las «cenicientas» de este mundo. Cenicientas en tu equipo, en la familia, en los amigos, etc…Estas características suelen incluir:

  1. Sumisión excesiva: Las personas con personalidades tipo C tienden a ser sumisas y complacientes en sus relaciones interpersonales. Pueden tener dificultades para expresar sus propias opiniones o necesidades y tienden a ceder ante los deseos de los demás.
  2. Evitación del conflicto: Prefieren evitar los conflictos y las confrontaciones, incluso a costa de sus propios deseos o necesidades. Pueden reprimir sus emociones o mantenerse en silencio para evitar cualquier tipo de discordia.
  3. Necesidad de aprobación: Suelen buscar constantemente la aprobación y el reconocimiento de los demás. Pueden sentirse ansiosos o inseguros si perciben que han decepcionado a alguien o si no son aceptados por los demás. Esto debes explorarlo a través de las heridas de infancia, en tu libro de infancia.
  4. Tendencia a la complacencia: Estas personas a menudo sacrifican sus propias necesidades o deseos para satisfacer los de los demás. Pueden poner las necesidades de los demás por encima de las suyas y tener dificultades para establecer límites personales saludables. A veces son personas qeu hacen lo que «se debe hacer y punto». Desatendiendo y postergando sus necesidades…hasta desfallecer. Si a veces la vida es dura, es cruda y necesitas trabajar mucho, o tirar de hermanos pequeños, de hijos, de todos. O cumplir con las altas expectativas de jefes tóxicos, o de una sociedad o una cultura que espera que lo des todo a cambio de nada… ¿Te suena esto? La cultura del sacrificio extremo, la esposa sumisa y abnegada madre, la obediencia ciega al jefe excesivamente dinámico, entre otros perfiles.
  5. Autoestima baja: Aunque pueden parecer tranquilos o conformes en la superficie, las personas con personalidades tipo C pueden tener una baja autoestima subyacente. Pueden dudar de sí mismos y sentirse inseguros acerca de su valía personal.

¿Te suena de algo?

Muchas mujeres empoderadas, profesionales de alto rendimiento que terminan diciendo Si a demasiadas cosas, o a las necesidades de los demás, de un jefe altamente «dinámico», esas «mujeres orquesta» que tiene una maratón cada día, o esas esposas y madres de familia que cuidan a todos menos a si mismas, o del clan (abuelos tíos, hermanos), de hay «que ser una buena madre trabajadora y no llego a todo pero tengo que llegar» Otras veces se convierten en cuidadores e de otros enfermos crónicos, o de personas que por edad, o por discapacidad necesitan ayuda 24/7. A veces hay que ser un poco egoísta y decir NO, BASTA!. ¡Te juegas la salud!. Y sobre todo qeu no te cuenten el cuento de que eso es o normal! Basta ya con esto, reina mora!. Esto no es normal, como dice el Dr. Gabor Maté. Ese cuento no es mas que un cuento que nos hemos creído. La vida es otra cosa.

En resumen, las personalidades tipo C(enicienta) son caracterizadas por su sumisión, evitación del conflicto, necesidad de aprobación, complacencia y baja autoestima. Aunque pueden ser percibidas como personas amables y serviciales, su tendencia a priorizar las necesidades de los demás sobre las propias puede llevar a un deterioro de su bienestar emocional y dificultades en sus relaciones interpersonales.

¿Qué puedo hacer? Tomar consciencia y trabajar en tu estrés. 

Es fundamental que las personas con personalidades tipo C comprendan la importancia de abordar activamente su estrés crónico y buscar estrategias efectivas de afrontamiento.

  1. Lo primero es darte cuenta de tu status. Del impacto en tu vida en tu salud, y tu perfil de personalidad.
  2. Darte cuenta de los programas emocionales inconscientes que te han llevado a esa situación de saturación. el estrés se muestra mediante el cuerpo cuando las emociones inconscientes no pueden tener salida a través del consciente. o sea, cuando tu consciente no se entera de nada. o quiere mirar para otro lado. Ignorarlo, te enferma. Callar te enferma. Expresarlo te sana. Decir no, evita que sigas acumulando presión, cortisol, estrés. Bueno solo es el primer paso. Qeu ya es algo.

¿Y ahora qué?

  • Aprendizajes maestros

Empieza por  aprender a decir «NO». Y ahora a bajar el cortisol a chorros. Ahí te recomiendo la meditación o si ni eso puedes hacer. Haz al menos s técnicas de relajación, como la meditación y la respiración consciente, así como la búsqueda de apoyo emocional a través de la terapia o el apoyo de grupos. Al aprender a manejar su estrés de manera saludable y expresar sus emociones de manera constructiva, estas personas pueden reducir su vulnerabilidad a la fibromialgia, las enfermedades desmielinizantes y otros trastornos relacionados con el estrés. En esto puedo ayudarte yo que para eso es mi especialidad.

  • Atenderte desde la medicina integrativa

Abordar el estrés crónico desde la perspectiva de la psico neuro endocrino inmunología (PNEI) es fundamental para comprender y tratar sus complejas ramificaciones en la salud mental y física. Esta disciplina interdisciplinaria explora las interacciones entre el sistema nervioso, el endocrino e inmunológico, destacando cómo el estrés prolongado puede desregular estas redes y afectar negativamente al organismo.

La PNEI ofrece un enfoque integral que no solo trata los síntomas, sino que busca identificar y abordar las causas subyacentes del estrés crónico. Al entender cómo el estrés afecta la producción de hormonas, neurotransmisores y la respuesta inmune, los profesionales pueden diseñar intervenciones personalizadas que incluyan técnicas de manejo del estrés, terapia cognitivo-conductual, ejercicio, y cambios en el estilo de vida.

Al abordar el estrés crónico desde la PNEI, no solo se mejora la calidad de vida del individuo, sino que también se previenen posibles complicaciones de salud a largo plazo, como enfermedades cardiovasculares, y trastornos autoinmunes. Es imperativo que la medicina contemporánea reconozca la importancia de esta perspectiva holística para garantizar una atención integral y efectiva a quienes sufren de estrés crónico.

  • Estilo de vida slow. Los 5 pilares: Haz ejercicio muy moderado, alimentación, descanso, relaciones personal de apoyo y contacto con la naturaleza.
  • Pide ayuda. lo primero que te sugiero un grupo de apoyo donde compartir experiencias y comprender mejor lo que te sucede. En la escuela tenemos uno.
  • Trabaja en liberarte del estrés fisiológico y mental. Elevando tu mente a otro nivel de maestría interior. Si la mente te enferma la mente tambien te puede sanar…. pero eso lo dejo para otro día.

 

En resumen,

  1. El estrés crónico oculto puede desempeñar un papel significativo en el desarrollo y la exacerbación de condiciones como la fibromialgia y las enfermedades desmielinizantes.
  2. Las personalidades tipo C, que son más propensas a suprimir sus emociones y a priorizar las necesidades de los demás sobre las propias, pueden estar en mayor riesgo de experimentar estos trastornos.
  3. Sin embargo, al reconocer la importancia del autocuidado y la expresión emocional, estas personas pueden tomar medidas proactivas para proteger su salud y bienestar a largo plazo.

 

Citas sobre estrés crónico y su impacto en la salud:
  1. Gabor Maté:
    • «El estrés crónico no solo puede hacer que las personas se sientan incómodas, sino que también puede ser perjudicial para su salud física y mental a largo plazo.»
    • «Las personalidades tipo C, al internalizar su estrés, pueden estar en mayor riesgo de desarrollar enfermedades graves debido a la carga constante en su sistema inmunitario.»
  2. Bruce Lipton:
    • «Nuestros pensamientos y emociones pueden influir significativamente en la actividad de nuestras células y, por lo tanto, en nuestra salud general.»
    • «El estrés crónico puede alterar la expresión genética y contribuir al desarrollo de enfermedades, incluidos los cánceres.»
Investigaciones científicas relevantes:
  1. Efectos del estrés crónico en el sistema inmunitario:
    • Estudios como el de Cohen et al. (1991) han demostrado que el estrés prolongado puede debilitar la respuesta inmunitaria, aumentando la vulnerabilidad a infecciones y enfermedades autoinmunes.
  2. Impacto del estrés en la expresión génica:
    • Investigaciones como las de Cole et al. (2007) han revelado que el estrés crónico puede alterar la expresión génica, afectando la regulación del sistema inmunitario y aumentando el riesgo de enfermedades como el cáncer.
Sobre personalidades tipo C y su tendencia al autocuidado deficiente:
  1. Personalidades tipo C y su tendencia a la supresión emocional:
    • La investigación de Gross & John (2003) sugiere que las personas con rasgos de personalidad tipo C tienden a suprimir sus emociones negativas, lo que puede contribuir al estrés crónico y sus efectos adversos en la salud.
  2. Priorización de las necesidades de los demás sobre las propias:
    • Estudios como el de Carver et al. (1993) han observado que las personas con personalidades tipo C tienden a priorizar las necesidades de los demás sobre las propias, lo que puede llevar a una carga emocional acumulada y un aumento del estrés crónico.

Estrategias de afrontamiento y prevención:

  1. Fomento del autocuidado y la expresión emocional:
    • Según la investigación de Pennebaker & Beall (1986), expresar emociones reprimidas de manera constructiva puede ayudar a reducir el estrés crónico y mejorar la salud general.
  2. Prácticas de mindfulness y atención plena:

Estudios como el de Kabat-Zinn et al. (1992) han demostrado que la práctica regular de mindfulness puede reducir los niveles de estrés y promover una respuesta inmunitaria más saludablenitaria más saludable.

estres, estrés crónico, psicologia
Los diversos tipos de catarsis emocional
¡El Punto de Quiebre Interior: la llamada al cambio!

Entradas relacionadas

Los diversos tipos de catarsis emocional

Estas diversas formas de catarsis y liberación emocional ofrecen a las personas opciones para gestionar y procesar sus emociones de manera efectiva, promoviendo así un mayor bienestar psicológico